domingo, 22 de febrero de 2015

"Cuando decide el corazón"

¡Por fin he acabado los exámenes! *suenan coros celestiales, caen pétalos de flores del techo* ¡Así que vuelvo con fuerzas renovadas! Aviso: esta es una reseña negativa. Bastante. Absteneos si tenéis débil el corazón o no os gusta leer críticas negativas :)

Elizabeth Bowman
Precio (en formato EPUB): 5.86 €
Número de páginas: 352
Editorial Vestales
Romance histórico



<<Habían transcurrido varios meses desde la última vez que los ojos de ambos se habían encontrado en un escenario muy distinto. A pesar de ello, la imagen de la joven seguía tan vívida en la cabeza del caballero que le parecía haber sido ayer mismo cuando ambos habían coincidido en un elegante salón capitalino. Para gran alivio de su persona e infinito deleite de su alma pudo comprobar que aquella criatura díscola y descarada seguía en posesión de un adorable rostro ornado con una barbilla insolente y labios llenos, sonrosados y entreabiertos en esta ocasión ante la sorpresa que acababan de sufrir. En las manos llevaba un ramillete de mimosas recién cortadas.>>

SINOPSIS

Inglaterra, 1803. Fanny Clark vive junto a su familia en la tranquilidad rural del condado de Sheepfold. Allí comparte la casa con su padre, dos hermanos y una madre que lo único que disfruta más que los chismes son las intrigas para casar a su hija con alguien adinerado. De todos modos, a Fanny lo que más le gustan son los libros, las novelas que muestran a mujeres decididas y a amores desmedidos.
La calma en su vida se verá interrumpida cuando deba viajar a Londres a acompañar a Charlotte, su mejor amiga, que va a ser presentada en sociedad. Allí, Fanny conocerá las absurdas convenciones, la innecesaria ostentación y los aburridos bailes en los que se topará con el oscuro Oliver Hawthorne, al que ella tildará de asno.
La fiebre de su hermana menor que la obliga a regresar a Sheepfold y la llegada a su casa del misterioso Jarrod Rygaard, un estadounidense amigo de su hermano, completan, para Fanny, la trama de su propia novela: disputada por dos hombres, disputada por la vida en el campo o en la ciudad, ella deberá elegir cómo hacer aunar lo que desea.

"Todo el cuerpo de Fanny se vistió de piel de gallina cuando se percató de que Oliver Hawthorne sería el mejor héroe romántico, apuesto y sensual, que jamás encontraría en ninguna de sus novelas. Y por fin aquel héroe estaba allí, con ella, en el mejor marco escénico que cualquier sufrida damisela romántica podría desear. ¿Cómo había podido estar tan ciega hasta entonces?"

Con personajes inolvidables, con un escenario histórico reconstruido a la perfección, tras los pasos de Jane Austen, Elizabeth Bowman construye aquí una trama que atrapa al lector desde la primera página y le hace vivir las experiencias de esta nueva heroína de la literatura que es Fanny Clark.


MI OPINIÓN

Fanny es una chica vivaracha y alegre que sueña con encontrar un amor como el que lee en sus novelas, que adora el campo, a su padre y a sus hermanos y cuya vida da un vuelco cuando su amiga Charlotte la invita a Londres porque va a ser presentada en sociedad. La madre de Fanny, que es una mujer cotilla, mandona e insoportable que lo único que desea es que su hija se case con un hombre adinerado la envía con Charlotte a pesar de los ruegos de la muchacha, y la chica tras hablar con su padre, un hombre tranquilo que no presta mucha atención a su esposa ya que siempre está leyendo, acaba viajando a la ciudad con su beneplácito pero sin estar muy convencida. En Londres Charlotte conoce a un hombre rico, tímido y amable que cae rendido a sus encantos. Ese hombre tiene un amigo: un amigo que, a pesar de ser más rico y atractivo que Edmund es un hombre frío, insoportable, serio y orgulloso que desde el primer momento choca con el carácter de Fanny, una animadversión correspondida por la protagonista. Pero poco a poco van descubriendo más de ellos mismos y la atracción comienza a manifestarse a pesar de las reticencias de los dos... nunca se debe juzgar a alguien por su apariencia.

“Cuando decide el corazón” es una novela de la que se sabe cómo va a acabar, el final no es imprevisible (además de que te cuentan la novela entera en la sinopsis). Tiene una introducción sencilla y un desenlace predecible.

Los escenarios en los que se desarrolla la trama están descritos de un modo muy ampuloso: el campo, Londres, las casas... La autora es tan descriptiva que ralentiza muchísimo la lectura de la novela. Tiene un modo de escribir demasiado ostentoso; usa demasiados adjetivos que lo único a lo que contribuyen es a hacer mucho más lento y pomposo el escrito, tal vez intentando imitar el estilo de las novelas de la época. Por esto cansa un poco de leer: es verdad que las novelas decimonónicas son algo enrevesadas por la prosa que utilizan, pero a pesar de todo resultan ligeras. Sin embargo este libro me costó mucho leerlo entre otras cosas por el modo en que está escrito: me sentía como si avanzara a topetazos en la historia, me resultaba pesado de leer. Los diálogos también son muy floridos y recargados. No tiene un ritmo ágil, es bastante lenta.
La mayoría de los personajes que aparecen están poco desarrollados; y respecto a la historia, no es muy compleja.

En cualquier caso, la trama para mi gusto es muy parecida a “Orgullo y Prejuicio”, mucho: en “Orgullo y Prejuicio” encontramos a una chica campestre, Elizabeth, que adora a su padre y a sus hermanas, sobre todo a su hermana mayor, Jane, quien es su mejor amiga; y cuya madre, una mujer cotilla y vulgar, tiene como única ambición en la vida casar a sus hijas con hombres lo más ricos posibles. La novela comienza cuando se organiza un baile debido a la aparición en la pequeña sociedad pueblerina de un hombre rico, hombre tímido y amable que desde el principio se enamora de Jane. Este hombre, Bingley, tiene un amigo (Darcy) mucho más atractivo y rico que él, pero con un carácter tan frío y orgulloso, tan amante de las convenciones sociales que choca con el de Elizabeth, que es una mujer sencilla e idómita. Queda claro que jamás podrán ser más que simples conocidos... o tal vez no, porque no se puede juzgar a una persona sin antes intentar conocerla. ¿Veis las semejanzas? Pues a medida que avanza el libro las semejanzas continúan: si has leído “Orgullo y Prejuicio” no puedes dejar de ver la línea argumental de la historia de Austen debajo de la que ha escrito Elizabeth Bowman; dicen que es un homenaje pero a mi no me da esa impresión: hay demasiadas semejanzas con la obra "Orgullo y prejuicio" y realmente no veo en el libro más que una copia.

En resumen, confieso que comencé “Cuando decide el corazón” con muchas expectativas, pero me ha decepcionado mucho.

17 comentarios:

  1. ¿Qué puedo decir qué no hayas dicho tú? aparte de que al contrario que tú, yo no he conseguido terminarme el libro y ni falta que hace. Me pasaste el libro para que opinase si era una copia de Orgullo y Prejuicio, las semejanzas son palpables, pero no me esperaba esto cuando me lo prestaste. Es tan pomposo el estilo que te echa para atrás inmediatamente y de eso no me avisaste hasta que acepte leerlo. Si me permites voy a copiar exactamente la primera frase del libro: “Fanny Clark caminaba absorta en la lectura con una sonrisa juguetona en el semblante al tiempo que adornaba sus pasos con gráciles saltitos y se atrapaba el labio inferior entre los dientes en un encantador gesto que combinaba por partes iguales timidez, picardía e ingenuidad.” OMG lo que nos está contando la señora es que esta señorita se puede morder el labio mientras sonríe y salta sin que sangre porque sus labios son de titanio y capaces de expresar en gestos varias cosas prácticamente contradictorias al mismo tiempo que lee tranquilamente intentando seducir al lector, a los peatones presentes, y a todo alíen que la esté observando porque si hay alguno seguro que la está mirando a ELLA, con su inocente presencia. Y bueno como siempre el rigor histórico chirria en esta clase de libros, pero no voy a ponerme a hacer Spoiler solo diré que en el 1803 una mujer extremadamente delgada (tal y como esta descrita.) no era exactamente la cúspide de la belleza, no sé si me estoy haciendo entender. Y es curioso que en plenas guerras napoleónicas no se mencione en ningún momento estas… parece que este describiendo la época victoriana cuando esta comenzó a mediados del XIX y no a principios… pero bueno… en fin… Yo no lo recomiendo. Ya está. Eso sí, si buscáis un libro con muchísimos adjetivos por que habéis perdido vuestro diccionario de sinónimos ya tenéis la solución, este es vuestro libro.
    Y como en muchas ocasiones el mal absurdo hace reír, si os reísteis con la película “the room” tenéis la mente lo suficientemente abierta y retorcida como para reíros con esta cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo, Ana. Al menos nos deja perlitas como las de los momento Hulk y el increíble pero completamente verídico (y gracioso) momento Crepúsculo.
      En fin.
      ¡Un besazo!

      Eliminar
  2. ahora mismo me voy a alejar un poco de la histórica porque llevo unos pocos seguidos y necesito cambiar de registro
    pero me lo apunto para cuando me apetezca histórica y romance
    besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi no me gustó nada, pero a lo mejor a ti sí.
      Un beso.

      Eliminar
  3. La verdad es que no es un libro que me apetezca leer en este momento, siento que te haya decepcionado. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a veces los libros te decepcionan. No se puede ganar siempre ;)
      ¡Un besito!

      Eliminar
  4. Siento que te haya decepcionado¡¡ por supuesto lo dejo pasar¡¡ gracias¡¡ me alegra que terminaras los exámenes¡¡ suerte¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Hola =) gracias por la reseña y por lo que dices en verdad no me convece, por cierto me he suscrito a tu canal... soy tan despistada que apenas lo vi, espero te animes a subir videos, saludos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      La verdad es que no subo vídeo porque o no tengo tiempo para grabar o me da una vergüenza increíble, pero lo intentaré para Marzo ;)
      ¡Un besazo!

      Eliminar
  6. No termina de llamarme pero tenía que comentar para darte la enhorabuena por el fin de los examenes :D :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Ahora a esperar que los profes pongan las notas antes de que cierren las actas... sigh. ¡La espera es lo peor! Jajaja
      ¡Un beso!

      Eliminar
  7. Si te ha decepcionado... esta vez lo dejo pasar¡¡ un besazo¡¡ genial reseña¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que este libro ha tenido la cualidad de enfadarme hasta límites insospechados (y provocarme risa floja, eso se lo reconozco). Muchísimas gracias, un beso :D

      Eliminar
  8. La verdad es que no me termina de llamar y al leer tu opinión menos.
    Te sigo y te invito a que te pases por mi blog.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Ahora mismo me paso ;)
      ¡Un beso!

      Eliminar
  9. Llevo unas cincuenta páginas y enseguida me he dado cuenta de que era calcado a Orgullo y prejuicio. No creo que siga leyéndolo...
    Por cierto, me ha encantado el primer comentario de Ana Cordón^^

    ResponderEliminar

¡Hola! ¡Por favor, comenta, no seas tímido! Al fin y al cabo los comentarios le dan vida a un blog y me permiten conocer qué es lo que os gusta y lo que opináis (y a mi me hacen muy feliz). ¡Gracias! Nos vemos pronto.