jueves, 25 de septiembre de 2014

"Si no despierto"

Lauren Oliver
Editorial: SM
Precio: 15.95 €
Número de páginas: 480 
ISBN: 9788467541144
Juvenil

"Otra cosa que merece la pena recordar: la esperanza nos mantiene vivos. Incluso cuando estamos muertos, nos mantiene vivos"



SINOPSIS

Imagina que solo te queda un día de vida ¿Qué harías? ¿A quién besarías? ¿Hasta dónde llegarías para librarte de morir? Samantha Kingston lo tiene todo a su favor: es guapa, es popular y sale con el chico perfecto. El viernes 12 de febrero debería ser un día más en su fácil vida, pero no lo es: es el último día. O más bien los últimos, porque Samantha se despierta una y otra vez en la mañana del viernes 12 de febrero y vuelve a vivir la misma jornada siete veces. hasta que se da cuenta de que en su mano está realizar cambios minúsculos que supondrán diferencias enormes.

MI OPINIÓN

Sam es la chica estereotipo de las clásicas películas y novelas adolescentes norteamericanas: es una “chica mala”, es decir, es guapa, popular, tiene un novio deportista y guapo pero bastante simple y un grupo de amigas también guapas y populares que están en lo alto de la “escala social” de la escuela y que se dedican a mortificar a aquellos que consideran que no son lo suficientemente “guays” para ellos. (Puro estilo “Mean girls”). Es una auténtica abusona. Hasta que sufre un terrible accidente de coche que se cobra su vida. Extrañamente ese día se comienza a repetir para Sam: durante siete días la protagonista revive el día de su muerte, y en ese tiempo vamos descubriendo qué es lo que ha llevado a Samantha a ser así y por qué se comporta como se comporta. Poco a poco vamos viendo su desesperación a medida que pasa el tiempo, vemos como evoluciona, cómo se comienza a plantear su existencia y su forma de actuar: en esos siete días su sentido de la justicia (que había estado bastante oculto) acaba por salir a la luz.

Tengo que confesar que detesté con toda mi alma al personaje principal (Samantha), me caía fatal. Y sin embargo, con el paso de las páginas, al comprenderla, al ver cómo cambiaba, acabé por cogerla cariño. Sobre todo porque la novela está escrita en primera persona, lo que hace que estemos viviendo con Sam todo lo que le sucede, por lo que se acaba forjando un lazo con el personaje. Lo mismo puedo decir de los personajes secundarios más importantes (sus amigas): al principio me caían fatal, pero poco a poco, a medida que pasaban las páginas, pude ver que aunque son algo malvadas, se quieren mucho entre ellas, que todas tenían sus vivencias particulares que las marcaban... Aunque la trama realmente se centra en la evolución de Sam, y percibimos a los personajes en referencia a las vivencias de la protagonista, los personajes secundarios están bastante bien definidos: no se pueden clasificar diciendo que son buenos, y tampoco diciendo que son malos. Son sólo personas.

Lauren Oliver no se contenta con esbozar personajes planos: sus personajes evocan el mundo real, son tridimensionales; es decir, son contradictorios: hay tensiones entre lo que quieren y lo que creen que quieren. Respecto a la trama, a pesar de que cuenta sucesos repetitivos (revivir siete veces el mismo día, en cierto modo muy similar en estilo a la película “Atrapado en el tiempo”) la escritora lo hace con tal ligereza que no se hace pesado, aunque sí es verdad que en ciertas partes (sobre todo al principio) sí que puede llegara cansar un poco, cosa que se soluciona a partir del quinto día de Sam.

En resumen, es una novela que vale la pena leer, no sólo por lo entretenida y rápida de leer que es, sino también porque tiene un trasfondo moral: cada acto tiene su consecuencia, y los pequeños actos y las pequeñas decisiones pueden cambiarlo todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! ¡Por favor, comenta, no seas tímido! Al fin y al cabo los comentarios le dan vida a un blog y me permiten conocer qué es lo que os gusta y lo que opináis (y a mí me hacen muy feliz). ¡Gracias! Nos vemos pronto.